BehanceVimeoInstagramFacebookTwitterLinkedin
ElloTumblrFlickrGplusPinterestVSCOgrid

Español

Hola mi nombre es Pablo, soy artista visual, fotógrafo, blogger y viajero en busca de convertirme en cineasta.

Nací y me crié en Guanare, un pequeño pueblo en los llanos venezolanos, crecí entre sembradíos de caña, vacas, 2 perros, mucha TV, computadoras, libros, cómics, muchos juguetes de Star Wars y una amorosa familia.

Desde muy pequeño mi imaginación no ha tenido límites, de niño vivía en un mundo de fantasías donde no había diferencia entre los sueños y la realidad, desde esa época tomé el alter ego robótico de P3P-510, inspirado en C-3P0, R2-D2 y otros droides.

Luego de terminar la secundaria y por mi fascinación con la tecnología, la ciencia y la abstracción que suponían, fui a la universidad en los andes venezolanos a estudiar matemáticas.

Pero al poco tiempo mis inquietudes respecto a la vida y mi creatividad hicieron que cambiara a estudiar artes, carrera que me abrió los ojos a nuevas posibilidades y a talentos que iría descubriendo.

Esto me llevó a experimentar con las artes multimedia, mezclar la tecnología y el arte, dar los primeros pasos en el diseño y la programación, la música electrónica, la animación, el video y la fotografía.

Durante este caótico época de mi vida, junto con unos amigos fundamos Zircons, un colectivo donde tuvimos la oportunidad de crear teorías y proyectos para simposios de estética, hacer exposiciones, muestras y performances, y participar en diferentes iniciativas editoriales.

Un tiempo que fue muy fructífero para mi inicio como profesional, que me dió los medios y la confianza para aventurarme y mudarme a San Francisco, California, donde pasaría una muy buena temporada tratando de hacerme la vida como DJ y diseñador gráfico, haciendo algunos estudios en animación y disfrutando la vida en esta extraordinaria ciudad.

Habiendo crecido mucho en mi talento y en lo personal, decidí estar más cerca de mis raíces y me mude a Caracas, la ciudad más importante de mi país, donde trabajaría sin parar como motion grapher y director de arte, en las más importantes agencias publicitarias y casas de postproducción de la región, donde aprendí a tratar con clientes y grandes marcas y a desenvolverme por primera vez en un mundo laboral complicado y muy competitivo.

Habiendo vivido en Caracas casi cuatro años, durante uno de los momentos más importantes del diseño y el arte en el país, nuevamente sentí la necesidad de moverme y buscar nuevos destinos, donde seguir creciendo.

Esta vez iría a explorar el sur, a Buenos Aires, Argentina, una de las plazas más importantes en la producción publicitaria del mundo.

En Buenos Aires hice estudios en creatividad y dirección de arte para publicidad, a la vez que trabajaría en proyectos de animación, y proyectos personales de ilustración digital, pero lo más importante de mi experiencia en Argentina sería desarrollar mi nueva (y tambien vieja) fascinación por la fotografía y el video.

La ciudad y el ambiente creativo donde me desenvolví se prestaron para que pudiera aprender mucho de cinematografía digital, y pensar por primera vez en ampliar mi opciones profesionales.

Cuatro años y una crisis de depresión después, me tocó dejar Buenos Aires, y volvería a Caracas a asumir la dirección creativa de uno de los mejores estudios de postproducción de Venezuela, con la tarea de devolverle alguna de sus antiguas glorias pasadas.

Fue un tiempo muy difícil, de mucho trabajo y muchas responsabilidades, pero a la vez muy productivo, donde no paramos de trabajar en un año completo, con no pocos momentos de diversión, pero que me llevaron a tomar la tan postergada decisión de no trabajar más en publicidad y dejar hasta mejores momentos el diseño y la animación, y enfocarme totalmente en la fotografía y el video.

El siguiente par de años tuve la oportunidad de viajar a México a trabajar grabando mi primer corto documental, de poder recorrer y conocer más de Venezuela y su cultura, de volverme en un viajero, de poder aprender y afinar mis sentidos en la producción, dirección y edición de video, también de conocer lo difícil de este nuevo camino que he tomado, pero que me ha preparado para retos más grandes.

Recientemente regresé de un largo viaje por China, fui a una de las regiones que había querido conocer toda mi vida, de ampliar mis horizontes, mi portafolio fotográfico, y me devolvió la armonía necesaria para continuar mi búsqueda de contar historias a través de imágenes.

Ahora de vuelta en mi ciudad natal me preparo con mi cámara al hombro y mi mochila a la espalda para volver al camino y seguir explorando el mundo.

English

Hello my name is Pablo, I’m a visual artist, photographer, blogger and traveler looking to become a filmmaker.

I was born and raised in Guanare, a small town in the Venezuelan plains, I grew up among cane fields, cows, 2 dogs, a lot of TV, computers, books, comics, many Star Wars toys and a loving family.

Since very little my imagination has had no limits, as a child I lived in a fantasy world where there were no boundaries between dreams and reality, and since that time I took the robotic alter ego of P3P-510, inspired by C-3P0, R2-D2 and other droids.

After finishing high school, and for my fascination with technology, science and the abstraction that they supposed, I went to college in the Venezuelan Andes to study mathematics.

But soon my concerns about life and my creativity made me change to study arts, degree that opened my eyes to new possibilities and talents that I would discover and develop.

This led me to experiment with multimedia arts, mixing technology and art, take the first steps in design and programming, electronic music, animation, video and photography.

During this chaotic period of my life, along with some friends we founded Zircons, a collective where we had the opportunity to develop theories and projects for aesthetic symposiums, make exhibitions and performances, and participate in various editorial initiatives.

A time that was very fruitful for my start as a professional, that would give me the means and confidence to venture and move to San Francisco, California, where I spend a good time trying to make a living as a DJ and graphic designer, doing some studies in animation and enjoying life in this cool city.

Having grown up in talent, I decided to be closer to my roots and moved to Caracas, the largest city in my country, where I work nonstop as a motion grapher and art director in the most important advertising agencies and post-production houses in the region, where I learned to dealing with clients and big brands and develop myself for first time in this complicated and highly competitive world.

Having lived in Caracas nearly four years during one of the golden moments of design and art in the country, again I felt the need to move and seek new destinations, where to continue growing up in what I do.

This time I would go to explore the south, to Buenos Aires, Argentina, one of the most important places in the world in advertising.

In Buenos Aires I would do studies in creativity and art direction for advertising, while working in different animation projects and personal projects in digital illustration, but the most important of my experience in Argentina would be develop my new (and also old) fascination for photography and video.

The city and the creative environment where I moved lent themselves so I could learn a lot of digital filmmaking, and think for the first time in expand my options as a professional.

Four years and a crisis of depression later I return to Caracas to take the creative direction of one of the best post-production studios of Venezuela, with the task of restoring some of their former past glories.

It was a very difficult time, hard work and many responsibilities, yet a very productive time, where we do not stop working for a full year, with not a few moments of fun, but that led me to take the long-delayed decision of not work anymore on advertising, and leave until best times the design and animation, and fully focus on the photography and video.

The next couple of years I had the chance to travel to Mexico and work shooting my first short documentary, them to be able to explore and learn more about Venezuela and its culture, to become a traveler, to learn and sharpen my senses in producing, directing and editing video, also know how difficult is this new path I have taken, but that has prepared me for bigger challenges.

I recently returned from a long trip to China, I go to one of the regions that I had wanted to know all my life, to broaden my horizons, my photographic portfolio, and gave me back the harmony necessary to continue my quest in telling stories through images.

Now back in my hometown I get ready with my camera and my backpack to get back on the road and continue exploring the world.

Top

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com